yoga en casa

A pedido de muchos alumnos, aquí van algunas opciones antiexcusas para los que me preguntan ¿qué ejercicios puedo hacer en casa? Sigan estos pasos y después me cuentan cómo les fue.

¿DE CUÁNTO TIEMPO DISPONÉS?
En primer lugar, tenés que mirar tu horario y decidir qué tiempo le vas a dedicar a tu práctica. Recordá siempre que es mejor una práctica de 10 minutos todos los días antes que una de dos horas una vez a la semana.
A veces nuestro entusiasmo nos hace poner metas elevadísimas que luego nos frustra no poder cumplir. Entonces, sincerate con vos mismo y proponete un plan de práctica que te sea fácil de abordar y sobre todo ¡que te dé gusto hacer! Con el tiempo, seguramente vas a ir alargado en forma natural tu práctica, sólo por el placer y beneficio que te da hacerla.

PREPARÁ UN ESPACIO

Imagen: web
No hace falta tener una habitación decorada al estilo hindú ni un templo budista en casa. Ni siquiera hace falta un "yogamat". Nonono, dijimos antiexcusas.
Lo único que necesitás es elegir un lugar de tu casa en el que, durante el tiempo que dure tu práctica, puedas estar cómodo y tranquilo. No vale hacer la práctica mirando la tele ni escuchando la radio ni hablado por teléfono ni gritando con el vecino. NO. Este es un momento para vos solo. Pertmitítelo, aunque sean sólo 5 minutos. Sí, SÓLO 5 MINUTOS es suficiente.
Es importante que siempre practiques en el mismo lugar de tu casa. Ese espacio va a ir cargándose con la energía y la intención que ponés en tu práctica y poco a poco tu mente va a saber que cuando te sentás en tu lugarcito, ya tiene que serenarse.

ELEGÍ UNA PRÁCTICA DE ACUERDO A TUS CAPACIDADES DE HOY
Sí sí, a todos nos gustaría hacer siete verticales y un rondó fliflá antes de salir al trabajo, o esas posturas yóguicas tan contorsionadas que vemos en Internet, o cuatro horas de meditación zen por día. Pero la práctica personal no es el momento de hacer todo lo que no puedo, sino de alimentar lo que sí puedo y hacerme fuerte en eso para crecer. De a poco, podés agregar alguna postura que te cuesta más, o unas vueltas más de saludo al sol, o una postura rarísima que querés probar. Pero siempre de a poco, y amablemente.

SÉ PACIENTE

Imagen: web
El secreto de la práctica es la constancia. A veces puede costarte encontrar el lugar adecuado, la hora, la ropa, el tipo de práctica. Al principio tenéte paciencia y permitite probar para decidir. Pero una vez que encontraste la práctica que te gusta, agarrate de eso y tratá de no cambiarla. No digo que no vayas evolucionando, eso sí. A lo mejor de a poco agregás más posturas o más tiempo de meditación y está bien. Pero no está bueno hacer todos los días algo distinto. A veces puede parecer aburrido, pero lo cierto es que se encuentra agua cando uno cava en el mismo lugar todo el tiempo. La mente, cuando se acostumbra a quedarse quietita, ya no necesita pensar qué postura viene después, simplemente se queda serena y te permite hacer tu práctica en un estado de fluidez que induce a la meditación naturalmente.

¿Y AHORA QUÉ HAGO?
Podés hacer lo que más te guste, pero si no se te ocurre nada, acá hay algunas ayudas para que puedas empezar ¡ya mismo!
La frecuencia de práctica puede ser desde 1 vez a la semana hasta 1 o dos veces al día, pero, como dijimos al principio, elegí algo que puedas sostener en el tiempo.

Para todos: Antes de comenzar, sentate o acostate en tu lugar de práctica y date unos segundos para conectarte con vos mismo, de la misma forma en que lo hacemos en clase. Respirá conscientemente y si te animás, entoná 3 Om para abrir la práctica (podés entonar el Om mentalmente).

Para los que tienen 5 minutos: Respiración completa acostados o sentados 5 min. + 3 Om para cerrar.

Para los que tienen 15 minutos: Respiración completa 5 min. + movilidad articular + saludo al sol 3 vueltas + Savasana 2 min. + 3 Om para cerrar.

Imagen: web
Para los que tienen 30 minutos: Respiración completa 5 min. + movilidad articular + saludo al sol 3
vueltas o más + Savasana 1 min. + 3 posturas que te gusten y estén bien compensadas + 1 postura invertida + Savasana 5 min + 3 Om para cerrar.

Para los que tienen 1 hora: Respiración completa 5 min. + movilidad articular + saludo al sol 3 vueltas o más + savasana 1 min. + 3 posturas que te gusten y estén bien compensadas + 1 postura que no te guste o que te cueste más y su contrapostura + 2 invertidas y su contrapostura + Respiración completa en Savasana 5min + Postura cómoda sentado para meditar 5 min entonando el Om o en Silencio + 3 Om para cerrar.

Todas las dudas que tengan (ej: ¿qué era contrapostura?, ¿qué significa bien compensadas? ¿cómo era la respiración completa?, etc...) me las comentan en clase o escribiendo a sattvayogaestudio@gmail.com y lo hablamos.

Imagen:web
¡FELIZ PRÁCTICA!

2 comentarios:

sergio dijo...

Gracias por los consejos, intentare dedicarme 5 minutos al dia, parece facil pero realmente seria un gran logro si llego a hacerlo!

SATTVA yoga estudio dijo...

¡Claro que sería un gran logro! Y si podés sostenerlo,seguramente vas a notar un cambio en todos los aspectos de tu vida.
¡¡Adelante!!